El Quijote: La historia secreta – Críticas

En octubre también estuve representando junto a Antonio Velasco El Quijote: La Historia Secreta de Teatro de Poniente en la sala Nave 73 de Madrid. Aquí una recopilación de las críticas que recibió el espectáculo:

Menos mal que existen trabajos tan excelentes como el que hoy proponemos. Teatro de Poniente, y dos verdaderos cómicos dando la cara, consiguen  que a través del humor y potenciando una vez más el don de la imaginación, una joya escrita de más de 1.200 páginas se convierta en el libro más ameno, divertido, y comprensible de toda nuestra literatura clásica.

Los dos actores, brillantes otra vez. Es inevitable disfrutar con las interpretaciones de Antonio Velasco (Secundario) y Fernando de Retes (Escriba su nombre aquí), porque irradian amor por su trabajo, y eso es lo que más se les debe aplaudir. Ríes cada poco tiempo, viajas al lugar y escenario que ellos crean para ti, ves gigantes en paragüas y majestuosos corceles en caballos de madera. Me declaro incondicional de estos dos actores tan versátiles, porque no es nada fácil mantener durante una hora y media, sin respiro, decenas de imaginaciones despiertas, con un pijama blanco como único vestuario, dos máscaras, y escasos elementos de atrezzo.[…]

Los actores  consiguen que salgas agradecida de la sala, con la sensación de no haber apaudido lo suficiente, con una sonrisa radiante porque existen personas que disfrutan con lo que hacen, y esa emoción es la que realmente llena los escenarios y butacas.

Iduna Ruiz de Martín. Ábrete Sésamo. 21/10/13.La crítica completa aquí.

Antonio Velasco y Fernando de Retes consiguen con su interpretación fresca, veraz y dinámica enganchar al espectador en cada momento de la obra; esa obra dividida en 8 piezas, al estilo de los clásicos, que combina la modernidad del siglo XXI, con la modernidad de lo imperecedero que escribió el manco de Lepanto.

Los dos actores son mimos, cuentacuentos, trovadores, raperos y magos de la transformación en escena. Una excelencia tal que te permite estar constantemente atento, sonreír, reír y pensar en las grandezas de la historias del siglo de oro.
Son cómicos —los Rufinos Filipinos— narrando un cuento dentro de otro cuento, tan bien hilvanado que no pestañeas, esperando más.

Un producto teatral, tan redondo y cuerdo como Sancho. Tan original, transgresor y valiente como el Quijote. Tan universal y crítico como la obra de Cervantes. […]

Si se lo pierden se arrepentirán. No hay mejor manera de aprender que con los clásicos y les aseguro que esta historia secreta de D.Quijote es uno de ellos.

Coral Igualador. Me lo dijo el apuntador. 20/10/2013. La crítica completa aquí.

Teatro de Poniente consigue jugar con su “historia secreta” y con el público, eso sí, lo de la hora se les queda corto, porque su provocación logra alargar estas aventuras por medio de los asistentes de manera incansable.

Será que son buenos creadores y mejores actores.

Julio Castro. La República Cultural. 8/10/13. La crítica completa aquí.

Afuera el desfile militar, dentro los cómicos en la escena…
Afuera la multitud llena las aceras de las calles, dentro el patio de butacas desierto…
Afuera los actores de uniforme, dentro los intérpretes en estado de gracia…
Afuera el sol, dentro la luna…

[…] Una propuesta dramatúrgica de Mon Hermosa con la que llenan de magia y energía la escena dos actores, Antonio Velasco y Fernando de Retes. Todos conocemos por lectura o por oídas las hazañas de El Quijote, aquí se va más allá de la obra de Cervantes, se traza un hilo directo entre el pasado y el presente con múltiples anécdotas y pequeñas piezas entretejidas, pero por encima de todo, lo que ocurre en la escena es un derroche de juego, disparate y placer en los actores, algo que trasladan al público de manera contundente. Ojalá que en breve se pueda disfrutar de nuevo de esta propuesta en Madrid.

Adolfo Simón. Que revienten los artistas. 13/10/2013. La crítica completa aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.